El posadero y el caminante

30 abril 2010

A una posada llega un fatigado caminante y expone su situación al posadero: no tiene dinero en efectivo, pero sí una valiosa cadena de plata de siete eslabones, que le dejará en pago de una semana de alojamiento, tiempo mínimo que necesita para reponerse. El posadero acepta , pero exige el pago por adelantado. Ofendido, el viajero acepta a su vez, pero explica que irá pagando día a día ( o si prefiere eslabón a eslabón).  Puestos de acuerdo ambos hombres, así se cumple en la práctica el trato.


¿Cuál será el número mínimo de eslabones que tendrá que abrir el caminante para pagar al posadero?

8 comentarios:

Anónimo dijo...

6 veces

quién sera dijo...

6 veces

Almudena dijo...

tiene que abrirlo 6 veces

Ara Burgos Pérez dijo...

6 veces tiene que abrirlo.

Juan José Domínguez Aroca dijo...

Tiene que abrirlo seis veces porque cuando lo abre la sexta vez el ultimo ya esta solo.

Faustino E.B. dijo...

6 VECES

Anónimo dijo...

6veces

Anónimo dijo...

Coge el cadado y mete las tres ceradura
Lucia